Identidad visual corporativa

Versión para impresión
Logotipos

"Tu cara me suena, ¿te conozco de algo?"

Para una marca, es fundamental que el público "se quede con su cara, y que le caiga bien". Y la cara y simpatía de una marca están reflejadas en su imagen corporativa, los valores que proyecta la marca en los consumidores. A la creación de esta imagen, contribuye la identidad corporativa, con su identidad verbal (naming) y su identidad visual (logotipo, isotipo, tipografías, colores, normas de uso).

Antes de nada, conviene aclarar los términos, como bien explican en el artículo Diferencia entre identidad corporativa e imagen corporativa:

  • Identidad corporativa: comprende la identidad verbal (nombre de la marca) y su identidad visual (logotipo, isotipo, tipografías, colores, normas de uso).
  • Imagen corporativa: se refiere a la concepción psicológica que tenemos hacia la marca: "¿nos cae bien?". Desde luego que la identidad corporativa influye en la imagen que tengamos sobre una empresa o marca.

En este artículo nos centraremos en las partes que comprende la identidad visual corporativa.

El logotipo

En realidad, lo que conocemos como logotipo o logo, se compone de varias partes, que pueden estar presentes o no:

  • el logotipo o logo propiamente dicho: sería la parte del texto correspondiente al nombre de la marca;
  • el isotipo: la representación simbólica de la marca, y por sí mismo hace que reconozcamos a ésta (por ejemplo, el isotipo de Nike).
  • el lema o eslogan: una frase que suele hablar de la misión o valores de la marca.

Partes de un logotipo

Logotipo e isotipo pueden aparecer o no, o incluso fundirse en una sola representación (el isologo). Si tienen tanta entidad que se pueden representar por separado, tendríamos el imagotipo.

Fuentes

10 reglas imprescindibles para realizar un logo aceptable

Realizar un logo no es una tarea sencilla. Corren ríos de tinta sobre cómo realizar un logo, pero resumiendo, podríamos por ejemplo establecer 10 reglas:

  1. Hazte un lluvia de ideas a partir de los valores de la marca: ten claro cuál es el mensaje y valores de la marca, y a qué se dedica. Escribe todo en un papel, y haz una lluvia de ideas.
  2. Utiliza una imagen vectorial: olvídate de las fotos, el logo ha de ser vectorial, porque no sabes a qué tamaño se va a representar. Una foto no se puede estirar hasta el infinito sin que pierda calldad.
  3. Empieza por la versión en blanco y negro: será "el peor de los casos" en el que el logo se va a representar. Después, si quieres, prueba con alguna parte en gris.
  4. Elige una tipografía para el logotipo: no te compliques, con una o dos basta. Se debe leer bien, incluso a tamaños minúsculos. Comprueba cómo se lee el eslogan.
  5. Simplifica el isotipo: haz un dibujo simple, figurativo o abstracto, pero con más masa que línea (relleno, no trazo). Funcionará mejor cuando el logo se represente a tamaños minúsculos. Si utilizas trazos, que no sean muy finos, y luego tendrás que contornearlos para que queden como masas de color de relleno (para que cuando se escale el logo lo hagan en la misma proporción).
  6. Comprueba la escalabilidad del logo: comprueba que el logo funciona en tamaños minúsculos o gigantes.
  7. Elige pocos colores: si el logo funciona bien en blanco y negro, es el momento de que eligas unos colores de una pantonera. Que no sean muchos, porque reducirás los costes de imprenta cuando se utilicen tintas planas o directas. Como mucho utiliza 3 colores, más el negro (en impresión, las máquinas no suelen tener más de 4 cuerpos).
  8. Realiza la versión negativa del logo: en ocasionas el logo irá sobre fondo oscuro o claro, y en blanco y negro o en color. Debe funcionar en toda esta casuística.
  9. Comprueba que funciona en horizontal y en vertical: a veces, el logo se utilizará en bandas muy estrechas, horizontales o verticales. Quizá tengas que realizar una versión en horizontal y otra en vertical, pero cuanto más cuadrado o circular sea su proporción, mejor te funcionará.
  10. No utilices clipart ni dibujitos de librería: se trata de que tu logo sea una representación única, no un copia y pega de otro dibujo.

Tu logo ha de ser único y memorable, así que si quieres, combínalo con otros logos a ver qué tal se ve.

Sirvan como ejemplo de logos memorables, los de Cruz Novillo:

Logos de Cruz Novillo

El manual de identidad corporativa

El manual de identidad visual corporativa, propiamente dicho, recoge todos aquellos aspectos visuales de la marca. Otra cosa sería la imagen corporativa, que son aquellos valores que transmite la marca en los consumidores. Es obvio decir que la imagen corporativa, los valores que desea trasmitir la marca, han de considerarse en la creación de su identidad visual.
Un manual corporativo suele incluir estos apartados:
  1. La marca: el nombre, misión, valores.
  2. El logotipo, especificando además:
    • zona de seguridad: la distancia mínima al resto de elementos gráficos;
    • uso mínimo: el tamaño mínimo de reproducción;
    • variantes: sobre claro u obscuro, en color y blanco y negro, horizontal y vertical, etc.
    • usos correctos e incorrectos: ejemplos de buenas y malas utilizaciones del logo.
  3. Los colores corporativos, en modelos Pantone, CMYK y RGB.
  4. La tipografía corporativa: con la que se maquetarán los documentos de la marca. Conviene elegir una tipografía que disponga de varias fuentes (negrita, itálica, negrita-itálica, etc.)
  5. La papelería: cómo serán las tarjetas de visita, sobres, cartas de la empresa, carpetas, etc.
  6. La señalética, si la tiene.
  7. Plantillas para contenidos digitales, si los tiene: galleta y carátulas de CD o DVD, etc.
  8. Merchandasing corporativo como bolígrafos, gorras, mecheros, etc.

Plantilla para imagen corporativa

Enlaces y referencias

Dónde encontrar concursos de logotipos

Categorías: